Juan José Sarasola tuvo un rapto de bronca este lunes. Manifestó que tuvo ese sentimiento cuando se enteró que el juez sanlorecino Juan José Tutau dejó en libertad al culpable de robar una moto en la Municipalidad y una bicicleta en la clínica Julián Moreno de la UOM.

A pesar que Fiscalía pidió 45 días de prisión preventiva, Tutau no lo consideró pertinente y liberó al autor de los hechos delictivos. La situación sacó de las casillas al Intendente y más aún cuando conoció la forma impune en la que el ladrón cometió el ilícito.

 
Después de recorrer las instalaciones de la terminal de ómnibus, el hombre en cuestión cruzó hasta la vereda del Palacio Municipal. A las 17.30 del miércoles 17, pasó por la puerta secundaria del frente, volvió hacia atrás en sus pasos e ingresó para llevarse el ciclomotor. A pesar de la contundencia de las imágenes, el autor del hecho está en libertad. Incluso, cuando se supo que fue reincidente, tras sustraer una bicicleta el pasado viernes.