Los integrantes del Cuerpo Activo fueron convocados dos veces el día domingo. Por la mañana, se trasladaron al kilómetro 86 de la ruta S26, donde se prendió fuego un vehículo. Además, por la tarde, hubo vecinos que se asustaron por la gran cantidad de humo que provenía de un sector céntrico. Sin embargo, se trató de una quema controlada.

La primera situación se desató en horario matutino. Una pareja que se trasladaba en un Fiat Punto debió abandonar el habitáculo principal del rodado porque la parte del motor tomó fuego y se tornó incontrolable. El equipo que se llegó hasta ese sector de la S26, un kilómetro más adelante del cruce ferroviario, pudo extinguir las llamas. De todas formas, las pérdidas materiales fueron importantes. Las dueños del auto salieron ilesos.

Por otra parte, el autobomba también tuvo que recorrer el centro de la ciudad cerca de las 19. Un grupo de vecinos vio una cortina de humo muy espesa proveniente del patio de un local ubicado en calle Buenos Aires al 2100. Por eso decidieron llamar al cuartel, aunque inmediatamente se pudo verificar que no era más que una quema de ramas totalmente controlada. No fue necesaria la ayude de los bomberos.

La Muni otorgó el predio de entrenamiento 

En la última sesión del Concejo Municipal, se otorgó el aval para que el Ejecutivo autorice la donación definitiva de un lote que la Asociación de Bomberos Voluntarios posee en el Área Industrial. Hasta el momento estaba cedido en calidad de comodato, y ahora pasará a ser terreno oficial de los uniformados. Se trata de un sitio que se utiliza con la función de entrenamiento con los integrantes del Cuerpo Activo.