Tan grave como llamativo es lo que sucede con un hecho de agresiones que se dieron el día sábado por la madrugada en barrio Nueva Roma de la ciudad de Casilda. Una persona debió ser trasladada a Rosario por tener un cuchillo clavado en su espalda luego de una aparente pelea, pero eso no es todo.

El Ministerio Público de la Acusación junto a la Agencia de Investigación Criminal pudo dar rápidamente con el presunto agresor, detenerlo y llevarlo a audiencia imputativa por lo ocurrido, la cual se desarrolló durante la mañana de este lunes.

En la misma y con la víctima desde el sanatorio rosarino, tuvo una conclusión casi inédita en un hecho así. Quien recibiera la agresión, el cual en un momento luchó por su vida entendiendo que tenía lastimado un pulmón, no quiso instar penalmente al agresor, así lo confirmó el fiscal Emiliano Ehret en diálogo con Radio Casilda.

"El día de la fecha, la propia victima declaró desde el hospital que no era de su interés seguir con este tema, que había sido una disputa con esta persona que se conocían de antemano, de una pelea, que no de era interés avanzar con esto", detalló Ehret, y agregó que a pesar de esto "fiscalía actúa de oficio".

¿Qué es lo que cambia? La persona que fue imputada por atacar con un elemento cortopunzante a otra, enfrentará el proceso judicial en libertad, aunque cumpliendo con determinado requisitos impuestos por la Justicia y que deberá concretar en parte, en la Oficina de Gestión Judicial (O.G.J.).

El fiscal, sumó al respecto: "En la audiencia imputativa se le atribuyeron los hechos al acusado de haber lesionado gravemente a la victima y se le imponen obligaciones de estar en su domicilio, de firmar semanalmente en la O.G.J. y no acercarse al domicilio de la víctima mientras avance la investigación".

De igual modo, "vamos a profundizar con los testigos y se va a citar a la víctima a ver cual es su postura", indicó Ehret que se mostró un tanto sorprendido por la decisión del joven de unos 30 años que en esta oportunidad casi pierde la vida.

Para concluir, señaló que "los hechos están atribuidos y son de gravedad, pero sigue la investigación estando él (el agresor) en libertad". Ambos son de la ciudad de Casilda y cuentan con antecedentes penales por otros hechos cometidos y de los que fueron partícipes.

 

La palabra del fiscal Emiliano Ehret.