Las personas mayores de 65 años que deban renovar su licencia de conducir en Casilda, no tendrán que someterse a los exámenes teóricos y prácticos. La Agencia de Seguridad Vial lo dejó a criterio de cada municipio y en Casilda, la sección de Tránsito ya está funcionando bajo estos parámetros. La contemplación es para carnés del tipo B, G y D1.

Para el director de Tránsito de la ciudad, Hugo Dichiara, es una medida acertada, dado que era una traba para los adultos mayores. “La mayoría no está muy familiarizado con las nuevas tecnológicas y presentaban serias complicados para rellenar el formulario”, comentó.

Los tipos de licencias que están exentas, mediante esta nueva disposición, son las clases no profesionales B y G, y la clase profesional D1. Sin embargo, hay algunas excepciones para esta última. No podrán eludir las pruebas de rigor aquellos que necesiten pasar de Licencia Provincial a Licencia Nacional, los que registren antecedentes por infracciones graves y quienes no sean aprobados por el gabinete psicofísico.

Vale aclarar que los solicitantes que tengan trámites en curso, deberán cumplimentarlos para obtener el carné en esta oportunidad. Y más allá de no haya pruebas teóricas y prácticas para los mayores de 65, todavía será obligatorio aprobar el examen psicofísico y también pruebas psicológicas para los solicitantes de la clase D.