El ingeniero y ex gobernador Miguel Lifschitz, actualmente presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe, brindó una entrevista a la emisora Radio Casilda en la cual analizó cada punto de la política actual, incluso, la local.

Respecto al momento que atraviesa Santa Fe y la Argentina toda por la pandemia, manifestó: "Necesitamos volver a poner en marcha el país", y agregó que de lo contrario empeorarían "las consecuencias sociales y económicas sobre las personas y su salud".

Al ser consultado por su relación con Perotti y equipo, indicó: "Creo siempre que mejor que la pelea es el acuerdo, en consenso, el diálogo y siempre hemos tenido esa vocación. El gobernador Omar Perotti inició su gestión con una hipótesis de confrontación con el Frente Progresista Cívico y Social, creo que innecesaria y que no le remontó muchos beneficios".

Además sumó que por la situación epidemiológica actual, "hoy tenemos una relación más institucionalmente constructiva y creo que eso es bueno". De todo modos, agregó: "Creo que podría ser mejor si el Gobierno tuviera más apertura para escuchar a la oposición o tomar algunas de nuestras alternativas".

Como uno de los principales referente del Frente Progresista Cívico y Social, detalló cuales entiende, son las prioridades de cada santafesino o santafesina.

"Es un momento donde por un lado hay que seguir priorizando el sistema de salud, porque creo que vamos a seguir necesitándolo por varios meses más, necesitamos seguir invirtiendo en tecnología, equipamientos, seguir incorporando camas críticas, pero sobre todo atendiendo al personal de la salud, los profesionales, las enfermeras, a los técnicos, a todos los equipos de salud tanto del sector público como privado, que están haciendo un enorme esfuerzo, a ellos hay que atender todas sus demandas", comentó.

Antes de finalizar, el ingeniero habló en relación a las figuras políticas locales: "Tenemos a Pablo Tomat que siempre ha sido una referencia para nosotros, una figura política importante que ha sido parte del gobierno del ex intendente -Juan José- Sarasola pero que siempre ha tenido una autonomía política y ha sido un referente electoral para nosotros", comenzó diciendo.

Y cerró el tema: "Esperamos que junto con él y otro grupo de compañeros y gente amiga que tenemos de Casilda, podamos seguir creciendo y ofrecerle a los casildenses una alternativa en el marco del Frente Progresista que pueda ser una perspectiva de futuro para una ciudad con mucha potencialidad, Casilda a mi me sorprende siempre".

 

La palabra de Miguel Lifschitz.