La historia de Osvaldo Acuña ha tomado relevancia a nivel nacional, cuando hace unos meses el joven de la ciudad se sentó en el estudio mayor de Radio Casilda a contar lo que le pasaba y lo que estaba necesitando, pocos habrán pensado que rozaba lo posible.

Por suerte y gracias a la predisposición de mucha gente, que en ocasiones ni siquiera lo conoció personalmente a Acuña, hoy el viaje a China es un objetivo cumplido. Esto le permitirá a Osvaldo comenzar con la primera parte del tratamiento la cuál lo tendrá unos 14 días en aquél país.

Una madrugada de domingo que tanto para él, como para Barbi, su esposa y todo sus familiares quedará grabada a fuego en la memoria de cada uno de ellos. En la última entrevista con El Equipo de la Mañana, Osvaldo confió que ya estaba todo listo para el viaje y aseguró: "Me siento muy emocionado y muy agradecido", la sonrisa se trasladó desde su casa hasta los corazones de cada uno de los oyentes.

Mucha agua pasó debajo del puente, instituciones, particulares, medios de comunicación, gente que no conoce a Osvaldo pero si a su historia, ayudaron, colaboraron con lo que pudieron para que hoy un avión lleve a tres pasajeros con un mismo destino: cambiarle la vida a Osvaldo Acuña, o al menos, comenzar a intentar que eso pase.