Durante la noche del viernes, el personal de la Brigada Antinarcóticos se encontraba patrullando la ciudad de Casilda cuando interceptó a un hombre a bordo de una motocicleta por calle Washington al 1500. Quien no tuvo mejor idea que decir que tenía material de estupefacientes y dinero para evitar la detención. Ahora, deberá comparecer ante la Justicia Federal por dos causas de narcotráfico.

El personal policial convocó a dos testigos y solicitó refuerzos. Al mismo tiempo que se le secuestró al sospechoso un total de 32 envoltorios con cocaína, con un peso total de 68 gramos. Valuado en más 60 mil pesos. También se le halló un un frasco con marihuana, con un contenido de 32 gramos de ese vegetal, por un valor aproximado de 4 mil pesos. Llevaba consigo un teléfono celular y una suma de dinero que rondaba los 37 mil pesos en efectivo.

Parte del botín secuestrado.
Parte del botín secuestrado.

Resultó que esta persona, Andres G., estuvo investigada con anterioridad. El pasado 4 de junio se allanó su domicilio en calle Tucumán al 2900 de Casilda, también en esa ocasión se le secuestraron estupefacientes, pero no se había dado con el sindicado porque no se hallaba en la vivienda.

Con la intervención del juzgado Federal 3 y la Fiscalía Federal numero 1, la Brigada Antinarcóticos de la AIC volvió a solicitar orden de allanamiento para dicho domicilio. Medida esta que se concretó alrededor de las 13 de este sábado, secuestrando elementos de interés para la causa.

Andrés G. ahora deberá prestar declaración indagatoria el día lunes en los tribunales de Rosario, imputado ya en dos causas distintas por narcotráfico.