La primavera no empezó con flores para un grupo familiar de la ciudad que tenía planeado una tarde fuera de Casilda. El sábado por la mañana, mientras transitaban en su automóvil por Ruta s26, fueron alcanzados por otro vehículos que los golpeó en la parte trasera. Afortunadamente no hubo heridos en el siniestro, pero la indignación los invadió al ver como el conductor del otro rodado dio marcha atrás y se escapó.

"En un primer momento no entendíamos que había pasado, hasta que nos acomodamos en la banquina", relató Martín, quien conducía el móvil chocado en la parte trasera. Una vez ue verificó que su esposa y sus pequeños hijos estaban en buen estado de salud, se sacó el cinturón de seguridad y observó como un auto rojo, a unos 50 metros de distancia, giraba en U y retornaba hacia Casilda.

Era alrededor de las 7 del sábado. El impacto de produjo a la altura del cruce de ferrocarril, unos metros más adelante de la primera curva. Justamente, el rodado que iba por delante disminuyó su velocidad por el paso a nivel y sintió el topetazo. La policía se acercó hasta el lugar aunque los agentes le dijeron que no podían tomar la denuncia al no haber lesionados.

Recién este martes por la mañana, se dejó sentado un trámite de denuncia en el centro territorial. Y se espera que haya una investigación más formal. Mientras tanto, la bronca dura en el seno familiar. Quienes piden colaboración para dar con el irresponsable que decidió huir.