Una serie de doce allanamientos se llevan adelante desde primera hora de este martes en tres provincias, a partir de una investigación por robos en zona rural de diversos distritos del departamento Caseros, ocurridos en el último tiempo.

La Policía de Investigaciones (PDI) de Casilda, a cargo de Cristian Fabiani, apoyada por su par de Rosario y Gendarmería Nacional llevan adelante operativos en Rosario, San Nicolás (Buenos Aires) y en Entre Ríos (localidad de San Benito), donde detuvieron a 14 personas y secuestraron diversos elementos.

Se trata de una investigación de la Fiscalía y la PDI Casilda que comenzó hace alrededor de dos meses a raíz de robos en campos de Arequito, San José de la Esquina, Arteaga, entre otros distritos, que habían sido atacados a través de modalidades similares y los delincuentes se habían alzado con diversos elementos.

En el mediodía de este martes la fiscal de Casilda Lorena Aronne brindó una conferencia de prensa en la sede Rosario de Gendarmería, en San Martín 2851, donde detalló lo que dejaron los 12 allanamientos.
Una de las maquinarias recuperadas.
Una de las maquinarias recuperadas.

Indicó que lograron desbaratar una “organización criminal en la que sus participantes actuaban bajo distintas modalidades como escruche y privación ilegítima de la libertad. Se recuperó la mayoría de los sustraído: maquinarias, insumos agropecuarios, implementos para trabajos de campo; y secuestramos armas de juego, algunas utilizadas para cometer los hechos delictivos”.

Ocho investigaciones habían iniciado conjuntamente la Fiscalía de Casilda y la PDI local, a raíz del accionar de esta banda delictiva que había empezado a actuar en el departamento Caseros hace aproximadamente dos meses.

“En total hay 14 detenidos: 11 de Rosario, 2 de Entre Ríos y 1 de San Nicolás. Entre ellos hay 2 mujeres”, confirmó Aronne a partir de los 12 allanamientos realizados en domicilios particulares y establecimientos comerciales de las 3 provincias.

Entre lo recuperado hay sembradoras de gran porte, tractores, carros para transportar elementos, herramientas de mano como soldadoras y amoladoras; además de las armas de fuego de distintos calibres. Todo ello por un monto “superior al millón de pesos”, aseguró la fiscal.

Los investigadores no descartan que esta banda haya tenido participación en otros delitos ocurridos en la región y otros puntos del país.