La cuerda sigue tensa entre los alumnos que asisten cada día a la Facultad de Veterinarias y los responsables de la Secretaría de Transporte Provincial. Hace más de un mes que les quitaron el beneficio del medio boleto a quienes no tienen la residencia dentro de la bota y no hubo marcha atrás.

Por esa razón, a partir de las 10 de este martes, todos se unirán frente a la oficina de reclamos que se montó en la terminal de ómnibus local. Los estudiantes partirán desde la sede que la Universidad Nacional de Rosario tiene en Ovidio Lagos y la ruta 33, y caminaran por la primera arteria hasta la zona céntrica.

 "Todo los que queremos es que se nos devuelva un beneficio con el cual contábamos hasta hace algunas semanas atrás. Los chicos que tienen que hacer trasbordo están incurriendo en un gasto excesivo", sentenció Germán Fornaciari,  integrante de la Franja Morada.

Fue cerca de las elecciones primarias cuando llegaron los primeros reclamos sobre situaciones en donde los choferes de distintas líneas no accedían a dar el descuento porque el documento de la persona no indicaba residencia en la provincia de Santa Fe. Lo curioso es que el medio boleto existe hace 7 años y nunca había ocurrido algo similar. De los 1500 alumnos que posee hoy en día la facultad, un tercio viajan desde provincias aledañas y, ahora, tienen que pagar entero el pasaje de los colectivos que hacen el trayecto Rosario-Casilda.

Los jóvenes ya fueron recibidos por autoridades locales y contaron con el apoyo. De todos modos se desoyeron las sugerencias que se hicieron del Ejecutivo Local. La Subsecretaría de Transporte había requerido que se haga un cambio de residencia en el documento, aunque los alumnos entienden que es un trámite engorroso e innecesario.