El Estado Municipal ya decidió darle espacio a una oficina de quejas en la terminal en función del pedido que hicieron los Autoconvocados del Transporte a los concejales. Ahora, aguardan una banca ciudadana y buscan concretar un encuentro directo con las autoridades provinciales.

Los Autoconvocados no se quedan en haber avanzado en conseguir un sitio donde asentar los reclamos. Continúan estando cerca de los controles en los micros y también en el acompañamiento de las víctimas. Lo más complejo es tener un cara a cara con los funcionarios santafesinos.

"No tendría porque haber pasado. Fue una tragedia evitable y nadie vino a explicarnos qué pasó ni cambiaron las caras de las autoridades, quienes por omisión, permitieron que esto pase. Nadie salió a dar explicaciones. Está pendiente y es un compromiso tomado por el intendente y el concejo", dijo el profesor Tomás Morales, miembro de los Autoconvocados.

Se espera la definición del día y horario del próximo encuentro del grupo de vecinos con las autoridades municipales para tocar los temas que quedaron pendiente en la reunión con los concejales y profundizar la exigencia en torno a la llegada de un funcionario provincial.