La preocupación que se levantó en los días recientes entre los vecinos de Yapeyú no es ajena a otros sectores de la ciudad. De hecho, el mismo secretario de Seguridad Ciudadana, Federico Censi, comentó que el pedido de reforzar la videovigilancia es "muy común y atendible" en la mayoría de los barrios.

El tema se puso sobre la mesa en la última reunión que el secretario de Gobierno, Pablo Tomat, mantuvo con los autoconvocados. En ese encuentro, se pidió por cinco artefactos en los ingresos al barrio que permitirían un mejor monitoreo. En ese sentido, Censi sostuvo que hay dos esquinas que estarían cubiertas. Una es la del semáforo ubicado en Ovidio Lagos y ruta 33, mientras que también funciona un domo en la intersección con bulevar 25 de Mayo.

"El pedido de instalación de cámaras no es algo exclusivo de un barrio. Es una realidad que no escapa a ningún sector. Hay varios requerimientos que son perfectamente atendibles", añadió el funcionario municipal. De todas maneras, reveló que por el momento es difícil pensar en la incorporación de nuevo equipamiento. En este año se decidió hacer una inversión en un software que amplía la licencia de cámaras vigentes en la ciudad y eso le valió al Ejecutivo una importante inversión.

Una por reparar

Entre los requerimientos que hicieron los vecinos de barrio Yapeyú, se marcó la necesidad de que se ponga en funcionamiento la cámara situada en la esquina de Lóttici y España, justo frente a la Escuela San Martín. El secretario de Seguridad Ciudadana dijo tener conocimiento del desperfecto, y que se produjo durante una de las últimas tormentas que invadieron ala región. "Debería está nuevamente en marcha en no más de diez días", argumentó y pidió paciencia.