La crisis social que vive la Argentina impacta hasta en los bomberos. Los hombres y mujeres que trabajan voluntariamente prestando un servicio de primera necesidad, también sufren por la falta de recursos para llevar a cabo su actividad, es por eso que este jueves decidieron manifestarse.

En Capital Federal, realizaron un abrazo simbólico al Congreso y en los más de 900 cuarteles de todo el país hicieron sonar su sirena a las 10.30. Casilda se hizo eco de esa movida y sus operarios encendieron los parlantes para que toda la ciudad esté al tanto del desfasaje con el que actúan.

La Mesa Ejecutiva Ampliada del Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios de la República Argentina exige de más de 147 millones de pesos, correspondientes al excedente de recaudación del ejercicio presupuestario 2017, la incorporación al actual de los $614.327.240 que no fueron contemplados en la partida original, y para que no se modifique la Ley Nacional 25.054.

Básicamente, el dinero ingresa a las arcas del Estado y no es distribuido y además están al tanto de la posibilidad concreta de la modificación de la ley sancionada en 2014, lo que les significaría una quita importante de los fondos que, en definitiva, son de toda la comunidad ya que allí se destina el servicio que prestan

Hace dos años que el único contacto que pudieron establecer los bomberos es con Patricia Bullrich -Secretaria de Protección Civil-, quien no les entregó respuestas satisfactorias, por lo cual pretenden mantener una audiencia con el presidente Mauricio Macri, dado que es una situación delicada para los trabajadores que cubren la emergencia y seguridad de toda la Argentina.