Una de las tradiciones en la ciudad, es ver pintado el muro de la esquina de la Escuela Normal. Desde hace varios años, las paredes que contienen al único establecimiento público de Casilda que abarca desde jardín de infantes hasta educación terciaria, siempre han estado decoradas con trabajos artísticos de los alumnos con algún mensaje destinado a la comunidad. Este miércoles, una vez más, los chicos pusieron ingenio y manos a la obra para volver a darle identidad a la casa de estudios. Las temáticas que inspiraron a los estudiantes fueron dos: la conciencia vial y el aniversario 42 de Abuelas de Plaza de Mayo.

En la esquina de Estanislao Zeballos y Mitre, los chicos de la Manuel Leiva dejaron reflejada su huella. De un lado, el reconocimiento a Abuelas, con símbolos representativos y palabras alegóricas a los valores y labor de la institución de mujeres que milita por los derechos humanos desde los años de la última dictadura militar. En tanto que en el otro sector, se graficó la educación vial con cintas amarillas, color no elegido antojadizamente, sino que a causa de ser del que se pintan las estrellas que recuerdan a las víctimas de accidentes de tránsito.

La idea respecto al mensaje reflejado para que los casildenses conduzcan a conciencia, surgió casi espontáneamente. La directora del establecimiento, Alejandra Bustos, contó la historia en Radio Casilda: “Fuimos a desayunar a un bar del centro de la ciudad, y les dije a los chicos que que mientras, observaran y tomaran nota de las faltas de tránsito que se cometían en la calle… Y casi no pudieron desayunar. Era sinceramente increíble”. Y agregó que poco después, el trabajo de campo tuvo otra experiencia fundamental: “Lo repetimos realizando el mismo trabajo en el horario de entrada a la escuela primaria, específicamente un día de lluvia. Y en esa observación de campo, los chicos vieron otra vez cosas increíbles, como padres queriendo prácticamente subir  con sus motos o autos a la vereda”. Eso motivó a iniciar algo que partió desde los más chiquitos del complejo, que acuden al Jardín de Infantes Colmenita y también participaron de la obra estampando sus manitos sobre la pared. “Ellos son monitores, que van sabiendo y marcando lo que se debe hacer y lo que no”, explicó la docente.

La expresión artística, no fue lo único. El año pasado, los alumnos plasmaron su idea presentándola en un proyecto de Ingenia, el programa del Gabinete Joven del Gobierno de Santa Fe, y obtuvieron el primer premio. Con el dinero obtenido, se solventaron gastos destinados a la campaña como la pintura para el mural, la impresión de libros de cuentos y otras labores. Mientras que este año, repitiendo el éxito en la iniciativa provincial, se adquirieron banners.

La destacable y comprometida idea no tiene un punto final. Los estudiantes de quinto año pasarán la posta a la promoción del próximo año. La Municipalidad reconoció el valor de lo realizado, y mediante su colaboración, se apuesta a poder elaborar carteles que serán instalados a 200 metros de cada una de las entidades educativas de

Casilda con los horarios de ingreso y salida para que los conductores que puedan y lo deseen, eviten transitar sus inmediaciones y así aliviar el tránsito en las calles linderas a las escuelas de la ciudad.