La temperatura máxima trepó hasta los 33 grados de sensación térmica el viernes por la tarde y la humedad no se va. Para colmo, el Servicio Meteorológico Nacional anuncia posibilidad de lluvias y tormentas en todo el fin de semana largo. La buena: en mayo comenzaría el descenso del mercurio.

Los especialistas en la materia aseguran que las nubes que traerán precipitaciones no tardarán en llegar. Incluso este mismo sábado debería presentarse como una jornada marcada por intervalos de lloviznas.

El panorama no tenderá a ser mejor el domingo con un viento moderado rotando hacia el sudeste. Se prevé una caída de agua que rondará los 15 y 20 milímetros. Pero a diferencia de lo que ocurrió el fin de semana pasado, habrá un cambio significativo en las temperaturas medias. A partir del primer día del quinto mes, las variantes se ubicarían en el orden de los 18 y 21 grados.

El pronóstico extendido para el fin de semana marca mucha lluvia.
El pronóstico extendido para el fin de semana marca mucha lluvia.