El Ministerio de Educación y el Ministerio de Trabajo de Santa Fe entregaron a los gremios de Amsafé y Sadop la esperada oferta de recomposición salarial para el año en curso. Se trata de una mejora en forma de bono que arranca en el mes de agosto y se extiende hasta noviembre, con un piso de 4 mil pesos para los escalafones más bajos. Ahora los maestros deberán decidir si lo aceptan o rechazan.

El pliego que se les entregó a los gremios contempla recomposición salarial para activos y jubilados, carrera docente y condiciones de trabajo. El principal problema de estas asignaciones es que son no remunirativas y ni bonificables. Es decir no se sumarían a los descuentos de obra social ni caja de jubilaciones. Además, se incluye una promesa de retomar la discusión salarial a partir de diciembre

Respecto a qué opinan los docentes del Departamento Caseros, Radio Casilda se comunicó con Armando Yualé, quien manifestó: "Es la forma que tiene este gobierno de sentarse a discutir cuestiones salariales. Ya fijó el criterio de pagar en negro". Y agregó que esta propuesta es "un bono que se utiliza para intentar salir de una situación incómoda"

Si bien ahora se pondrá a consideración del amplio arco de educadores que tiene la provincia de Santa Fe, está claro que no cayó demasiado bien. El mismo delegado de la sede Caseros no quiso apresurarse, pero dejó ver que será difícil que se acepte desde las bases. Teniendo en cuenta que salario docente viene perdiendo contra la inflación en un porcentual que ronda el 30%.

Este jueves se llevará adelante el encuentro entre afiliados de la región. Luego comenzará la votación virtual que se extenderá hasta el viernes a las 15. Mañana por la tarde se conocerá la postura de los docentes públicos y privados.