El anuncio de Raúl Castellanos, titular de la Cámara de empresarios de Combustible, en renombrados medios nacionales, puso en alerta a los conductores. La reciente medida del Gobierno nacional de liberar el precio, por ahora, no trajo consecuencias en el bolsillo de los usuarios, aunque eso puede cambiar a partir del domingo 22 de octubre.

Castellanos se atrevió a avizorar que el porcentaje de suba rondará el 10 y 11%, algo que ya se está viendo reflejado en el precio del pico de gasoil (combustible utilizado en la producción). De todas maneras, el problema radica en la diferencia que existe entre la venta en las estaciones de servicios y los mayoristas, los cuales abaratan costos y eluden normas de seguridad.

Marcelo Rovasio dio su parecer.
Marcelo Rovasio dio su parecer.

La brecha entre ambos casos es de más del 20%, lo que está llevando a una caída estrepitosa de las estaciones que atienden en las rutas. Los sectores agrícolas y de camioneros, optan por obtener barriles decididamente rebajados.

Desde la Federación Argentina de Expendedores de Nafta ya hicieron denuncias ante distintos Ministerios por competencia desleal y saben que el panorama que se viene no el mejor. “Estamos tratando de recomponer la rentabilidad, pero la situación es cada vez más compleja. Hubo una suba de gastos directos e indirectos”, destacó en Radio Casilda, Marcelo Rovasio, vicepresidente de la entidad.

Más allá de la preocupación, el empresario insistió: “No sería pertinente arriesgar un porcentaje de suba, pero si quieren saberlo, el ajuste es ineludible”. Luego de las elecciones llegaría la noticia que muchos ven como inminente, pero nadie quiere escuchar.

Escuchá la nota completa con Marcelo Rovasio