Otra vez Franco Armani fue determinante para que Atlético Nacional de Medellín tenga la posibilidad de ganar un nuevo título. Este domingo, fue la figura de la segunda semifinal de la Liga Águila en la que su equipo se impuso 1-0 ante Millonarios.

El Chili sostuvo a Nacional con una serie de atajadas claves y sobre el final, Dayro Moerno hizo la diferencia empujando a la red un balón que venía rebotado desde el palo. Armani volvió a ganarse el cariño de la gente que estalló en elogios en las redes sociales.

 
 
 

"La función de uno es responder ante lo que el equipo necesita. Hoy tuvimos dos delanteros de gran nivel, que están muy bien dentro del campo de juego y nos vamos conformes con el resultado", declaró el arquero casildense una vez culminado el juego.

 
Al arquero hace más de 160 minutos que no le anotan. Acumula 10 partidos sin ir a buscar la pelota dentro de su arco y desde el miércoles disputará su decimoséptima final con el cuadro Paisa. Del otro lado estará el Deportivo Cali que viene de eliminar a América en el clásico de la ciudad.