La situación del país parece cada vez más delicada. Ayer hubo enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden frente al Congreso de la Nación. Los diputados levantaron la sesión en donde buscaban darle luz verde a la reforma previsional y laboral. Más tarde, la CGT tomó la determinación de dejar sin efecto la medida de fuerza para este 15 de diciembre. Sin embargo, en Casilda y la zona, los empleados municipales no asistirán a sus labores diarias.

"Si bien en el plenario que habíamos tenido, no surgió la idea de realizar un paro, estábamos esperando la respuesta desde arriba. Nosotros decidimos adherir de todos modos porque seguimos preocupados", contó Walter Britos, delegado del gremio de Trabajadores Municipales, en Radio Casilda.

La reforma  laboral sigue siendo el punto de discordia. Desde los sindicatos no quieren que se apruebe modificaciones que atentarían contra sus derechos. "Lo quieren hacer a espaldas del pueblo", enfatizó Britos. Para colmo, el Gobierno Provincial firmó el pacto fiscal con Nación y eso mantiene el alerta al máximo. A los ojos de los obreros, eso significaría menos recursos para Santa Fe en el futuro.

El cese de actividades es por 24 horas y comenzó a correr desde la medianoche de este viernes. Los empleados municipales de Casilda y de las 11 comunas adheridas, no trabajarán en toda la jornada. La recolección de residuos voluminosos en el barrio Alberdi, se realizará entre el sábado y el próximo lunes.

Otro gremio que se suma a la medida de fuerza contra la reforma es ATE. Desde su cúpula hicieron saber el descontento y anticiparon que tendrán una jornada de asambleas y movilizaciones. Ante este panorama, el Hospital San Carlos funcionará con guardias mínimas.
El comunicado de ATE.
El comunicado de ATE.