Las inundaciones de principios de año generaron caos en la región. Fue un desastre natural que afectó campos y cascos urbanos, fundamentalmente en Chabás. La catástrofe hizo que el Ministro de Infraestructura se presentara en Sanford: José Garibay y sus asesores trazaron entonces un plan de obras que entregaba soluciones rápidas. Pero hasta el momento, esas soluciones no llegaron.

Los productores todavía no recibieron una explicación respecto del modo en el que van a ser afectados los campos por donde pasará el Canal Aliviador del Bajo Arequito. Ariel Grecco, uno de los que aún aguarda por alguna respuesta de las autoridades, contó cuál su situación en Radio Casilda

"Permanentemente nos vienen diciendo que se va a licitar la obra. Nos habían prometido que nos iban a explicar el impacto del canal que iba a pasar por los campos. Prometieron que iban a venir el 4 de abril y se reunieron en Rosario a solas. Ahora dicen que el 19 de abril vienen a Arequito", dijo resignado.

Uno de los campos más perjudicados de la región.
Uno de los campos más perjudicados de la región.

A principios de año, el ministro Garibay había estimado que en marzo se iba a abrir la licitación para luego adjudicarle la obra a una empresa. Ya en abril, no se conocen noticias ni avances de dicho anuncio. Los chacareros ya habían ensayado reclamos para acelerar estos tramos de planificación. El último movimiento fue una reunión en la sede del Ministerio de Infraestructura en Rosario a la que concurrieron los presidentes comunales del departamento y se encontraron con el ingeniero Juan Carlos Bertoni, secretario de Recursos Hídricos de la región, quien les dio algunos detalles de cómo piensa aplicar lo pautado. Pero no brindaron datos concretos del inicio de las obras del futuro Canal Aliviador.  

Grecco advirtió que los productores tienen temor de lo que puede pasar ante un nuevo período de lluvias intensas. "En junio o julio puede aparecer otro Niño. Esto va a seguir sucediendo porque el cambio climático está entre nosotros, y vino para quedarse. Si no hacen obras se ven perjudicadas las zonas rurales peor también el casco urbano", alertó.