Como cada comienzo de año se ponen sobre la mesa las discusiones salariales de los diferentes gremios. En medio del polémico DNU que lanzó el Ejecutivo Nacional en contra de los intereses del gremio docente, hay otros sindicatos que pretenden apresurar la cuestión. Los trabajadores municipales reiteraron el pedido de apertura de las paritarias hacia el Gobierno Provincial.

Festram ya había elevado un comunicado a Miguel Lifschitz durante las últimas semanas de diciembre e hizo una réplica el pasado miércoles. Por ahora no existe impaciencia de parte de los obreros aunque sí esperan recibir, al menos, una fecha en la cual comiencen las charlas.

“Todavía es apresurado hablar de un monto, creo que tenemos que sentarnos y analizar. Desde el gremio siempre utilizamos la misma metodología teniendo en cuenta el presupuesto que fija cada Municipio y Comuna para su año”, dijo Walter Britos, delegado local del sindicato, en los micrófonos de Radio Casilda. Lo que sí es seguro, es que pedirán una actualización de las asignaciones que están estancadas hace largo tiempo.

Walter Britos, delegado de Municipales.
Walter Britos, delegado de Municipales.

En 2017, los municipales recibieron una suba del 25% que fue abonada en dos tramos, marzo y junio. Además se incluyó una “cláusula gatillo” en caso de que la inflación anual superara ese piso. “Estamos en alerta por lo que sucedió con la paritaria docente. Eso nos preocupa porque puede marcar un precedente”, remarcó Britos más adelante.

Por otra parte, el delegado adelantó que espera reunirse con el Intendente, Juan José Sarasola,  la próxima semana. Entre otras cosas, pretende dialogar acerca de dos puntos: la suba de suplementos y la posibilidad de proyectar nuevos contratos de planta permanente teniendo en cuenta las bajas que hubo por jubilaciones.