La estructura del gabinete de Juan José Sarasola sufrirá una pequeña modificación en sus últimos meses al frente del municipio. Maricel Rosetti, secretaría de Salud Pública, y quien también coordinaba Desarrollo Social, dejarán de ejercer esta última función. En su lugar quedará Mónica Richezze aunque sin un nombramiento político.

El repentino cambio obedece a que Rosetti ya no contará con la presencia de Graciela Venturini en la dirección de la cartera de Salud Pública. Por inconvenientes médicos tuvo que bajarse de la dirección. "El Intendente consideró mi necesidad de no poder estar al mismo tiempo en dos lugares sin una colaboradora", sostuvo la funcionaria en diálogo con Radio Casilda.

De esta manera, su lugar en Acción Social pasará a ser de Richezze, quien conoce bien el puesto ya que se venía desempeñando como directora. Ahora tendrá total potestad sobre las decisiones que se tomen en torno a ese sector. Igualmente, Rosetti quedará ligada a tres proyectos de los más nuevos que se encararon desde la actual gestión: el CCI, el programa Nueva Oportunidad y el nuevo centro de rehabilitación de Colonia Las Flores.

Recapitulando, la doctora Rosetti llegó al Palacio Municipal a fines del 2017. En medio de varios cambios en el gabinete, supliendo la vacante que dejó Ana Tavella. Meses más tarde le asigsnaron también las funciones de la Secretaría de Salud ante la baja de Celina Arán. Ahora, vuelve a quedarse exclusivamente con el espacio de Salud.