El testimonio de un vecino de barrio Nueva Roma en el cual asegura que hay un grupo de menores de edad que utilizan gomeras para ocasionar daños, no pasó desapercibido. Desde el cuerpo de legisladores locales, Antonia Pierucci pidió que las denuncias se radiquen ya que existe una ordenanza municipal que prevé sanciones para padres y adultos responsables. 

“Como pasa con la mayoría de las ordenanzas, quedan en el olvido. Por eso es buena refrescarlas. La norma existe”, contó la edila en diálogo con Radio Casilda. La referencia de la concejala es para la Ordenanza Municipal Nº 1802/10. Esencialmente se puso en vigencia para controlar el consumo de alcohol en menores de 18 años. Pero también hace referencia a otros dos puntos: los destrozos y disturbios en la vía pública, y la presencia en lugares y horarios prohibidos.

Cuando ocurre una infracción grave que involucra a niños y adolescentes, los responsables y quienes deben responder son los padres y/o tutores. Incluso hay sanciones estipuladas que van desde las 20 a las 40 Unidades Fiscales. En caso de reiteración, se duplica la pena.

Al mismo tiempo, Pierucci aclaró como se procede en caso de que se trate de una familia de bajos recursos. "Para esas situaciones están previstas tareas comunitarias y la Secretaría de Desarrollo Social es la que debe recomendar el campo de acción", amplió.

Las denuncias de este tipo deben ser radicadas ante Inspección General o la Guardia Urbana Municipal, cuerpos dependientes del Poder Ejecutivo. O bien directamente con la policía.