"Estoy bien gracias a Dios. Estuve 15 o 20 días afectado emocionalmente. Me largaba a llorar y no sabía por qué. Lo superé y ahora estoy bien", dice Pedro Peirone en Radio Casilda casi ocho meses después del apisodio que protagonizó entre Arteaga y San José de la Esquina.

El pasado 26 de febrero, Pedro vio una marca en la alfombra del acompañante después de haber subido a un joven a su camioneta. Lo curioso es que no se explica como se desintegró el material ni tampoco pudo ubicar a la persona que había levantado en la ruta.

"Nadie me dijo nada con exactitud. No se sabe si fue un alma o no se qué. Nadie me lo especificó. Vamos a ver la pericia de la alfombra pero no va a dar lo que yo llevé. Si hay un informe va a decir que provocó pero no se va a saber si lo quemó un espíritu o un fantasma", manifestó el protagonista de la historia a quien esta semana le enviarán la alfombra que fue sometida a la pericia.

"Nunca jamás en mi vida había hablado de estas cosas. No creía hasta que me sucedió. Sospecho que haya sido el espíritu de alguien. Yo lo viví", dijo el hombre que fue noticia por este confuso episodio del que todavía no tiene certezas.

Pedro volvió a pasar por el cruce que va al cementerio de pueblo. Lo hizo en la madrugada. Se bajó y recorrió la zona. Repitió la experiencia tres o cuatro veces en absoluta soledad. "Me hubiera gustado ver algo, pero no", sostuvo el sanjosesino quien además relató otro episodio de un vecino en ese mismo lugar.

Escuchá a Pedro Peirone en Radio Casilda