La casa de un referente gremial que responde a Hugo Moyano sufrió durante la noche del jueves siete impactos de bala, una ingresó, pegó en una pared y pasó muy cerca de la humanidad de su esposa e hija que se encontraban preparando la cena. Por suerte no hubo heridos.

Al llegar personal policial motorizado constató los hechos y confirmaron que a esa cantidad de detonaciones, había que sumarle otras dos que impactaron de lleno en el auto de la víctima. “¿Te digo la verdad? Yo esperaba esto, no en mi casa, si en la calle”, anunció Diego, el dueño de casa.

Si bien hasta el momento no se supo más nada de manera oficial, en el lugar trabajó Criminalística, la Agencia de Investigación Criminal, uniformados de patrullaje y los ya mencionados de Motorizada.

“De casualidad los tiros no le pegaron a mi señora o a mi hija, uno entro por la ventana, pegó en una pared, rebotó y recorrió unos diez metros en diagonal por la casa”, detalló el entrevistado. Su hija y su esposa se ubicaron contra un rincón totalmente estremecidas por lo que estaba sucediendo.

El propio Diego aseguró no tener miedo por él sino por su familia, y atinó que lo ocurrido tiene que ver con su condición como  sindicalista. “Recibí el apoyo de Hugo y Huguito (Moyano), y se comunicaron con el Ministerio de Seguridad de la Nación”, detalló.