Este miércoles estará movido en la capital provincial. Al menos, en la Plaza del Soldado en donde los representantes de los maestros y de los trabajadores del Estado se concentran para movilizarse frente al cierre paritario unilateral que decretó el gobierno provincial. Allí estarán los delegados locales quienes serán acompañados por una delegación de casildenses. En la ciudad reinará la quietud en los establecimientos públicos dado que a causa del paro, no se dictarán clases y en el hospital sólo quedará una guardia mínima.

Los docentes votaron en asamblea ir a un paro de 48 horas para este miércoles y jueves. Sonia Alesso será la encargada de unir las fuerzas de los delegados de cada jurisdicción y ver si hay voluntad de reconsiderar la propuesta o forzar a que la Provincia cambie su visión, más allá del cierre de las negociaciones decretado por decreto.

La Secretaria General deberá reunir a los representantes departamentales la semana próxima para analizar la situación una vez culminadas las medidas de fuerza. Desde Caseros, Armando Yualé fue muy claro. En Radio Casilda expresó que “tiene que ser un aumento que nos arrime a la canasta familiar, que le compita a la inflación”.  

 

La Asociación de los Trabajadores del Estado también emitió una resolución en la que se indicó que este miércoles se realizará un paro por 24 horas en toda la provincia, sin concurrencia a los lugares de trabajo. En ATE señalaron que la actitud del Gobierno de amenazar con descontarles los días de paro a los trabajadores, es ilegal y arbitraria.