Un total de diez trabajadores municipales trabajan de manera rotativa y de una manera muy particular en la desmalizacion en las costas del arroyo Candelaria. La labor se da sobre los laterales de todo el trazo de agua que recorre la zona urbana de Casilda. 

Este lunes el punto de arranque fue la intersección del arroyo con el bulevar 9 de Julio y la idea es seguir durante toda la jornada hasta poder topar con el 25 de mayo. Mientras uno de los trabajadores utiliza una herramienta para poder desmalezar la barranca, otro los sostiene desde más arriba.

El objetivo es que puedan ir cumpliendo 100 metros de un lado, y luego 100 metros del otro, una vez cumplido el cometido, siguen avanzando de manera ordenada y prolija. Es una de las medidas más importantes adoptadas por el Estado local para luchar contra posibles contagios de dengue.

La pendiente produce realmente una imagen sorprendente, desde la dirección de los trabajos confiaron que los empleados cuentan con los seguros correspondientes teniendo en cuenta que es una actividad muy necesaria, pero absolutamente de riesgo.