Hace frío y no se puede negar que el viento sopla, a veces un poco más fuerte. Lo cierto es que la plaza de Los Molinos está totalmente deshabitada y las hamacas apenas se mueven por el viento. Aunque esta vez todas juntas. Los que nos acercamos hasta allí, nos llenamos de dudas ante la inmovilidad del elemento que fuimos a ver. 

Hasta que llega un vecino con celular en mano, nos explica y muestra un video que él mismo capturó donde se ve que el movimiento del columpio era realmente intenso. "Lo grabé cerca del mediodía", dijo. Y agregó: "Hacía desde las diez de la mañana que se movía así". Le pedimos la prueba y nos quedamos un buen rato mirándolo. Ya casi desmotivados.

Al mirarlo una y otra vez, notamos que las hamacas ya no estaban en igual posición que en la mañana, la que se "movía sola", había sido estirada por unos pequeños que ante la noticia, quisieron ir hasta esos juegos y tocarlos. Decidimos entonces  dejar todo como se veía en el video, es decir, a la famosa hamaca la enrollamos una vuelta -como cuando eramos chicos y queríamos estar más lejos del suelo- y pusimos otra de igual manera, para comparar resultados.

La espera no se hizo tan larga. Apenas unos minutos después, pasó. El viento corría, cada vez un poco más fuerte, aunque de a ratos se calmaba. Todos los presentes, porque ya habían arribado varios vecinos hasta el espacio público, estábamos atentos a una sola cosa. En un momento dado la hamaca tuvo un impulso, minúsculo, casi imperceptible. Sola empezó nuevamente a bailar, para atrás y para adelante, incluso, con movimientos laterales mientras las otras, descansaban sin siquiera enterarse.

El asombro fue absoluto, muchos sacaron el celular, incluso nosotros que decidimos desde Radio Casilda y CasildaPlus.com darle vida a un video en vivo en nuestras cuentas de Facebook. Había gente que se acercaba, que preguntaba y hasta estaban los que de lejos, solo hacían la tan habitual "vuelta al perro" para así presenciar el espectáculo.

Nadie creyó, al menos ahí, hasta que vio. Y nosotros vimos, al igual que el resto. Por eso, les dejamos un filme donde le explicamos dónde estamos, que estábamos haciendo y con la imagen que fuimos a buscar. Te dejamos todo el material para que disfrutes, y al igual que nosotros, te peguntes: ¿Será el viento?¿Hay algo más? Acaso eso no es cosa nuestra. Habrá quienes sepan explicarlo. Pero, hay una cosa cierta y es que la hamaca, se mueve sola. Creer o reventar.