El director del Hospital San Carlos, doctor Omar Moya, hizo un análisis exhaustivo de los tiempos que corren. La cuestión social, económica y de salud en un momento donde el coronavirus aún no se fue por lo que su labor sigue siendo fundamental e intensa.

"Nosotros somos parte de la sociedad y la verdad que a uno también le gustaría poder llegar a un plano de normalidad después de lo hemos estado pasando. Pero como trabajadores de la salud no nos causa mucha simpatía ver por ahí que la circulación es mayor y cada vez con menos cuidados de los que realmente tendríamos que tener", dijo al comienzo de la charla de este viernes en Radio Casilda

Continuando, señaló: "Sinceramente, más allá de los deseos que tenemos como cualquier persona de poder retomar una senda de normalidad en nuestra vida, como trabajadores, cuando nos toca ver todos los problemas que están teniendo todos los enfermos de coronavirus y la atención que requieren, no nos producen una buena sensación".

Además, indicó que "no se presenta esto como un enfrentamiento entre un interés o el otro, sino que la cosa pasa por una cuestión de sentido común. Hoy por hoy estamos en un amesetamiento de la cantidad de casos, sin embargo en lo que nos toca atención en el hospital, por ejemplo, al día de hoy tenemos siete pacientes internados y si no hubiese estado la creación de una nueva sala de terapia intensiva, que consta de cinco camas, hoy tendríamos que estar consiguiendo derivación para dos de nuestros pacientes, o sea esto es un hecho nomás que intenta marcar que esta enfermedad nos sigue golpeando duro", especificó Moya.

"Esta es una enfermedad que los médicos no conocemos bien, -agrega el doctor-, tiene una evolución que va a contramano de lo esperado muchas veces, y no solamente vemos estas evoluciones en los países de Europa donde hay un recrudecimiento de los contagios, sino también vemos cambios en la evolución de la sintomatología de los pacientes que tenemos aquí en nuestra zona, ya estamos en conocimiento de mutaciones que ha recibido este virus, son cosas que siempre nos mantienen alerta".

Circulación comunitaria vigente

"Hoy seguimos con una circulación comunitaria, -asegura Moya-, si bien hay amesetamiento de la cantidad de casos, seguimos en circulación comunitaria, y en base a esto es justamente cuanto más tenemos que tener los cuidados necesarios, para nosotros mismos y para los demás, por su puesto".

Entre sus dichos, manifestó: "Todo los que intervenimos en este momento en el equipo de salud vemos que hay una relajación en la población que es perjudicial para toda la sociedad que nos lleva al equipo de salud de forma directa porque somos nosotros los que tenemos que tratar y estar en contacto con los enfermos".

El verano 2020/21 está muy cerca y al respecto, confió: "Nosotros los vemos con muchísima preocupación, porque la enfermedad no es que marca curva, picos, sino que se comporta como haciendo olas, donde por ahí alguna ola empieza con algún descenso y la gente se relaja y a partir de allí comienzan contagios con mayor fuerza".

Y concluyó: "Sinceramente es una percepción que tenemos con científicos del Conicet que hacen proyecciones y tienen gran capacidad para realizarlas. Hay mucha preocupación a tal punto que en el hospital no nos permiten liberar todas las cirugías programadas que existen ya que tenemos que seguir preservando el número de camas para enfermos de coronavirus, hasta ese punto llegamos".

 

La palabra de Omar Moya.