Como cada año, los alumnos que asisten a diario al Colegio Sagrada Familia le dieron vida a la exposición que propone la institución para destacar las tareas que allí se desarrollan. Los jóvenes fueron protagonistas en un encuentro que se realizó este miércoles por la tarde y contó con un buen número de asistentes.

Expo-Safa 2019 dio cuenta de proyectos que nacieron en el aula, así como también de los otros trabajos más prácticos que requieren de la intervención de los talleres. A diferencia de otras ediciones, que salieron fuera de la institución académica, en este caso se optó por utilizar el edificio propio y realizar un recorrido muy completo por cada rincón.

Los alumnos expusieron sus trabajos.
Los alumnos expusieron sus trabajos.

Entre los stands que se pudieron observar, se destacaron el de los kartings electrónicos y uno con imágenes de años anteriores. El primero forma parte del proyecto Aprendiendo a conducir, una capacitación para chicos de las escuelas primarias que visitan la entidad cada año. En tanto que el segundo, fue una iniciativa que invitó a la nostalgia y para atraer a aquellos ex alumnos.

Otras estaciones que incluyó la Expo-Safa 2019 mostraron una colada de alumnio, tornos de CNC funcionado, brazos robóticos, sistemas de automatismo neumático y un banco hidráulico. La idea central de la muestra es enseñar dinamismo, y no solamente trabajos estáticos.

El Colegio Sagrada Familia posee doble escolaridad y capacita a sus alumnos de manera tal que asegura una proyección directa hacia el mundo laboral. El aprendizaje de oficios es uno de los pilares de la institución reconocida a nivel local.