La diputada nacional por la provincia de Buenos Aires, Paula Urroz, presentó un proyecto de ley para que se termine la obligatoriedad de la vacunación a menores de edad. La representante del PRO se inspiró en movimientos europeos y norteamericanos que ponen en duda la seguridad de los antídotos, pero aquí no hizo más que causar polémica. Y el debate también se instaló en Casilda, donde los pediatras dieron a conocer su visión.

Walter Palanca, reconocido pediatra casildense.
Walter Palanca, reconocido pediatra casildense.

Walter Palanca es uno de los más consultados por las madres y padres casildenses para cuidar la salud de sus hijos. En Radio Casilda, precisó que "las vacunas son un instrumento de la pediatría para la prevención, nuestro trabajo más amplio. Lo puedo tomar como un derecho adquirido de protección a los más vulnerables. Esto tiene que ser público, gratuito y obligatorio para ciertas edades".

El especialista sostuvo que "Argentina tiene uno de los mejores calendarios de vacunación a nivel mundial", motivo por el cual es difícil de comprender la idea de la legisladora que responde al actual gobierno nacional. 

La presentación del proyecto fue rechazada por Palanca y el resto de la comunidad médica. Incluso en el propio Ministerio de Salud se alzaron voces negativas como las del doctor Jorge San Juan, subsecretario de estrategias de atención y salud del Ministerio de Salud de la Nación, quien sostuvo que la idea de la diputada es "descabellada".