La situación de emergencia sanitaria que atraviesa actualmente Casilda obliga a todos realicen un esfuerzo extra y dejen de lado debates que quedarán para más adelante. Los trabajadores municipales no se plegarán este jueves a la medida de fuerza propuesta por la Festram, la cual se replicará en casi todo el territorio santafesino en protesta de la actualización salarial.

"Dado que Casilda se encuentra con las puertas cerradas del municipio y el Corralón, la medida de fuerza no se va a realizar", confirmó Walter Britos, secretrario general del Gremio a nivel local, en los micrófonos de Radio Casilda. De hecho, está previsto la asistencia de un grupo de empleados que prestarán colaboración activa durante la puesta en marcha del Plan DetectAR.

E Sindicato realizó una evaluación del cuadro actual de la ciudad y entendió que las pocas tareas que se están prestando hoy en día son esenciales para el funcionamiento de la localidad. "El tema que nos urge es el control del covid y los posibles contagios. En esto estamos todos juntos", insistió Britos. Quien aseguró que han sufrido innumerables bajas de compañeros que fueron afectados por la enfermedad o tuvieron que aislarse por precaución.

Más allá de participar activamente del reclamo, el resto de las comunas de las cuales depende el Gremio realizarán el paro, sin asistencia a los lugares de trabajo. Se espera que haya caravanas en distintos puntos de la provincia con la utilización de maquinarias.

La Festram está en pie de lucha y ya fijó su postura el pasado mes de mayo, reclamando una  recomposición salarial y un bono a modo de premio para aquellos trabajadores que estuvieron más expuestos en cuestiones sanitarias. Algo que finalmente no se les otorgó.