En tiempos donde la crisis se siente de cerca, una iniciativa de un grupo de jóvenes de Casilda que están al frente del bar Grüne -Lisandro de la Torre 2152-, ofrecen Palto Pendiente, una iniciativa que consiste en dejar pago una porción de comida, con bebida y postre para niños o jóvenes necesitados.

Lo cierto es que con tan sólo $120 pesos aportados por el cliente, un plato de comida llega a alguien que seguramente lo necesite más que cualquiera. En diálogo con Radio Casilda, Andrés Stefoni, uno de los dueños de la firma, anunció: "La idea no es sólo darle de comer, sino integrarlo a lo que para nosotros es normal, ir a tomar algo y comer en un bar, con aire acondicionado, con música, algo que para ellos no es habitual".

El proyecto, que comenzó el viernes pasado recaudó siete platos y medios. Aunque este viernes tuvieron 11 chicos y las raciones se entregaron igual. Durante el mediodía de hoy, los niños del Hogarcito San Cayetano se hicieron presentes para disfrutar de tan grato momento.

Cada Plato Pendiente cuesta $120 en su totalidad aunque también se puede aportar la mitad, es decir con $60. "Incorporamos eso a nuestra aplicación para que los que quieran puedan ayudar" sin necesidad de ir al bar, es decir, desde tu casa podés colaborar y sumarte a este proyecto solidario.

Una de las condiciones que sugiere Grüne es dejar un nombre o alias que ayude a identificar quien realizó la donanción. No es necesario que sea el nombre real, sino más bien uno de fantasía.