El clima no fue el ideal en los últimos días, aunque al menos no se registró la caída de agua que varios especialista prometían. En Casilda apenas hubo dos chaparrones de consideración, uno en la mañana del sábado y otro el domingo a última hora. Sin embargo, ambos duraron un suspiro. Esta nueva semana promete ser igual de húmeda.

La recomendación sigue siendo la de tener el paraguas a mano. Y una de las buenas noticias es que las temperaturas parecen haberse asentado más acorde a la época del año que se está atravesando. El día lunes promete ser agradable y con algo de sol. A partir del martes, las mínimas se ubicarían por debajo de los 15 grados y las máximas apenas superaría los 20.

A diferencia de lo que ocurrió en una buena parte del norte y centro bonaerense, las precipitaciones esquivaron definitivamente el sur de la provincia de Santa Fe. Las localidades vecinas sólo tuvieron algunos breves intervalos de aguaceros que no afectaron demasiado el normal desarrollo de actividades. Sólo se puede destacar el caso de Villada, donde cayeron unos 50 milímetros entre la madrugada y tarde del sábado.

El pronóstico extendido para esta semana.
El pronóstico extendido para esta semana.