El jueves por la noche, todos los presentes en el Concejo respiraron un aire denso. Los familiares de Agustina Rodríguez que llegaron con una lógica carga emotiva muy fuerte, el propio Hugo Racca por lo incómodo de su protagonismo, y sus colegas que se encontraron en una posición difícil. Para muestra, valen los diferentes videos que captó la cámara de CasildaPlus.com.

 
 

Unas horas después de la sesión nocturna, representantes de tres espacios diferentes entregaron su visión de lo ocurrido.

Antonia Pierucci, del Frente Para la Victoria, fue la primera en manifestarse en Radio Casilda. “El estado de angustia de anoche no lo había vivido nunca. Es sentirnos comprometidos en una situación que es independiente del Concejo. No hemos podido hablar con el concejal Racca porque cuando se terminó la sesión, nosotros nos quedamos y él se fue. Yo hubiera tratado de hablar personalmente con la familia y no mostrando una barrera y que los demás sientan más dolor y yo parecer un témpano”, afirmó Pierucci en oposición a la postura que tomó Racca.

Andrés Golosetti fue el encargado de mocionar para que la sesión concluya luego de un momento confuso interpretado la sugerencia del titular Mauricio Placich y la concejala Lorena Casatti. El edil también entregó su parecer en la emisora. “El presidente del Concejo decía bien que esto es ya una decisión personal del concejal. Lo que irrita y pone mal a la familia es como él se puso en una situación que le tocó vivir. No voy a hacer valoraciones personales, pero creo que esa no hubiera sido mi reacción”, dijo el representante del justicialismo.

Pablo Zanetti comparte el espacio del Frente Progresista Cívico Social con Racca y también estuvo presente este jueves en el Recinto. Zanetti declaró que “el único lado bueno de esta situación es tratar de acercar las partes para charlar y dialogar. Nosotros nos pusimos a disposición de la familia para encontrar soluciones en el tratamiento que va a recibir Agustina. Lo hicimos con ellas como con cualquier vecino que se acerque”.  

Concretamente, la carátula de la investigación es la de “tentativa de suicidio”. No hay denuncias particulares que involucren a Hugo Racca, quien compartía la habitación con Agustina Rodríguez cuando cayó del segundo piso de un hotel céntrico de Casilda. Lo que la familia buscó y no encontró, fue un mayor compromiso de parte de la pareja de la chica que aún está internada.