Esta semana salieron a las rutas los colectivos de la UTE que responde al Grupo Bermúdez, que reemplazarán los servicios de Monticas, empresa que perdió la concesión tras la tragedia del 24 de febrero. La primera impresión de los nuevos micros no fue buena, en esto coincidieron pasajeros habituales e incluso quienes sufrieron en carne propia el accidente de ruta 33.

Los horarios vigentes desde este fin de semana.
Los horarios vigentes desde este fin de semana.

Nicolás Ruggeri, el chico que habló desde arriba del colectivo en los minutos posteriores al accidente que se cobró la vida de 13 personas, fue a sacar un boleto este domingo y tuvo una fea sensación. Patricia, su madre, relató lo ocurrido en Radio Casilda. "Cuando vimos los coches, mi hijo hizo un retroceso tremendo. Su primera reacción fue decirme: "Mamá yo no me subo". No le quedó otra que cerrar los ojos, tomar valor y subirse a este coche". ¿El problema? "Es lamentable. Es un coche con asientos plásticos. No te hablo del confort, sino de la seguridad. Mi hijo tuvo la mano de Dios encima, pero las butacas en el choque le amortiguaron el golpe", graficó. 

La familia Ruggeri se reunió con el intendente Juan Sarasola, que se comunicó con funcionarios de la Secretaría de Transporte de la provincia. La respuesta que le dieron al titular casildense es que estos coches son provisorios y circularán por 90 días. "Ni una semana pueden estar estos coches circulando. Van a ser tres meses jugando con la vida de los pasajeros. No queda otra que subirse y rezar", repitió Patricia, quien en voz alta se preguntó: "¿Esta era la mejor opción que tenían?".

La mamá de Nico aseguró que se sienten desilusionados y que nunca les hablaron de esta solución provisoria. "Son coches urbanos para andar en la ciudad", enfatizó Patricia Ruggeri, una de las tantas personas disconformes con el recambio de micros en la ciudad.