A partir de este martes los fieles podrán volver a visitar la casa de Dios. Luego del anuncio que se hizo a nivel Nacional, en la ciudad se habilitarán las instalaciones de la Parroquia San Pedro para las personas que deseen ir a rezar de forma presencial. Las puerta se abrirán a las 9 y se cerrarán a las 18.

Todo funcionará con normas sanitarias para evitar los aglomeramientos. Por esa razón, habrá una trapo de piso con cloro en el ingreso y alcohol en gel para higienizarse las manos. Además, estará prohibido hacer contacto con las imágenes que habitualemente están situadas en el templo.

Las personas que concurran podrán hacerlo en el rango horario de 9 a 18. Dadas las amplias dimensiones que posee la iglesia, se ruega no compartir bancos ni socializar con personas que podrían encontrarse en ese recinto.

Por otra parte, el Padre Iván Beltrán, cura párroco de Casilda recordó que además de las oraciones personales que se podrán realizar allí mismo, también funcionará la secretaria parroquial, de lunes a viernes de 16 a 18. Incluso para los últimos días de cada semana se harán confesiones y charlas para quienes lo soliciten con anticipación.