Una vez más el gobierno local propone medidas que se anticipan a una posibilidad que se habla en el país. Es decir, si bien desde Nación se analiza el hecho de parar el país durante una serie de días, en Casilda el intendente Andrés Golosetti decidió reducir la cantidad de empleados que se hacen presente en las distintas secretarías, áreas y departamentos dependientes del Estado que tiene a su cargo.

"Anoche decidimos entre todos establecer pautas de trabajo concretas y de alguna manera complementando la decisión que ya habíamos tomado ayer de concentración, la idea es que la gente no se acerque al Municipio si no es estrictamente necesario", detalló el intendente en diálogo con Radio Casilda.

Al ser atacado eso por el vecino y notando que la cantidad de circulación disminuyó en las diferentes oficinas, se le comunicó a cada referente de estas, que deberá prescindir del personal que no sea realmente indispensable para su labor. Sin dudas que dicha decisión contempla que se debe contar con las guardias mínimas necesarias.

Esta licencia para los trabajadores está en marcha desde este 19 de marzo aunque "es por tiempo indeterminado aunque esperamos por decisiones que se están tomando en otro nivel, vemos como está evolucionando cerró".