La secretaria de Salud municipal, Ana Tavella, sufrió en su domicilio la irrupción de intrusos que hurgaron por toda la casa con gran desorden. El hallazgo de su hogar en ese estado intimidó a la funcionaria y al principio atribuyó todo a un robo de ladrones comunes, aunque luego comprobó que los visitantes no se llevaron nada.

Tavella estaba fuera de su casa del barrio Granaderos a Caballo este miércoles por la tarde, y cuando regresó y entró descubrió que el interior de la vivienda estaba todo revuelto. Llamó a la policía y luego revisó sus cosas para caer en la cuenta de que no le faltaba nada, al menos en lo que a objetos de valor se refiere.

Los investigadores infieren que los intrusos estaban al tanto del movimiento en la casa, y sabían cuándo la funcionaria municipal se ausentaría.

En diálogo con Radio Casilda, Ana dio detalles de lo sufrido:

Ana Tavella.
Ana Tavella.

La Fiscalía de Casilda y la Policía de Investigaciones tomaron intervención en el hecho, recabando la información necesaria y haciendo averiguaciones con los vecinos, quienes no observaron lo que había sucedido.

Este episodio se sumó a otros dos ocurridos en la víspera, y a un robo ocurrido en una casa de San Lorenzo al 2300, de donde los delincuentes huyeron con una suma de dinero no revelada.

No es una buena semana para Casilda en materia seguridad porque en pocas horas se contabilizaron cuatro hechos delictivos. A los recientemente detallados se le suman los dos ocurridos entre la noche del martes y la madrugada del miércoles: robo a una empresa y a una vivienda.