Desde efector provincial San Carlos, situado en Hipólito Yrigoyen y Bulevar 9 de Julio de la ciudad de Casilda, informaron que hace dos meses atrás, personal de Hemoterapia notó irregularidades en el registro de bolsas destinadas a contener sangre para transfusión. Investigaron y descubrieron que la faltante es de 90 unidades, las cuales están valuadas en 15 dólares.

Tomás Morales, representante de la comunidad en el efector, en dialogó con el programa de Radio Casilda, Primera Data, detalló: "Hace dos meses, un agente del servicio de hemoterapia detectó irregularidades en los registros donde queda acentuado el uso y la salida de insumos".

A raíz de esto, "se planteó a dirección lo sucedido y se le dio intervención al Centro Regional de Hemoterapia", centro especializado en la obtención, producción y procesamiento de hemocomponentes con altos estándares de calidad y del cual depende el hospital de la ciudad.

Esto concretó en el San Carlos una auditoría donde "constataron la faltante de los recipientes destinado a los dadores de sangre". La idea es, según Morales, "que se eleve todo al Ministerio de Salud para que con su intervención actúe en consecuencia".

El entrevistado explicó: "La faltante que pudimos cerciorar son 90 bolsas de un material costoso, cuesta 15 dólares cada una ya que son insumos importados". En la actualidad y con un dólar que ronda los $60, el robo asciende a 81 mil pesos.

Si bien se sabe que para la persona responsable de esto cabe una sanción, aún no se brindaron más datos de la investigación que desde el Ministerio están llevando adelante. "En cualquier lugar donde se extrae sangre, pueden estar esas bolsitas", cerró Morales haciendo mención al destino posible de los elementos hurtados.