Un grupo de delincuentes robaron y descuartizaron a una potranca de apenas cinco meses. El equino fue llevado de un campo privado y hallado muerto en horas del mediodía del miércoles.

Su dueño la buscaba de forma desesperada.
Su dueño la buscaba de forma desesperada.

El personal policial que se hizo presente en un terreno descampado de Boulevard América al 4200, requirió de la intervención del director de Sanidad Animal del municipio, el médico veterinario Andrés Martínez. En diálogo con Radio Casilda, narró: “Le pegaron en la cabeza hasta noquearla, había muchas piedras alrededor del cuerpo. Además tenía un corte profundo en el cuello, por lo que es seguro que murió desangrada”. No contentos con su cruel accionar, los delincuentes le extrajeron los dos cuartos posteriores a la pequeña yegua.

“Es un acto totalmente desagradable, realmente no existen adjetivos para calificar lo que hicieron este grupo de personas”, sostuvo Martínez. Al mismo tiempo aseguró que nunca había visto heridas tan graves sobre un animal tan noble como lo es un caballo.

Más allá de que el caso fue notificado a fiscalía, lo que se sabe del trasfondo es que la potranca fue hurtada de un campo privado, respondía al nombre de Nefertari y su dueño la mantenía en óptimas condiciones. Por la mañana notó que no estaba junto al resto de sus caballos y comenzó una búsqueda desesperada que lamentablemente concluyó con la peor noticia.