En pleno centro y con total impunidad. Delincuentes robaron un local de telefonía celular ubicado en calle Buenos Aires al 2300, en Casilda. Redujeron y maniataron a dos empleadas para sustraer una importante cantidad de equipos y dinero en efectivo.

Ocurrió minutos después de las cuatro de la tarde de este miércoles, cuando el local de la telefónica Claro apenas abría sus puertas para atender al público como cada día.

Dos hombres entraron como presuntos compradores y una mujer de unos 30 años hizo de campana en la vereda frente al comercio ubicado a mitad de calle Buenos Aires, entre España y Mitre. Todos a cara descubierta.

Los delincuentes simularon pretender conocer precios de celulares pero inmediatamente abordaron a las dos empleadas, ataron sus manos con precintos y encintaron sus bocas, y luego tomaron una gran cantidad de equipos (unos 30) y dinero en efectivo para darse a la fuga.

Minutos después, una de las jóvenes pudo salir del local pidiendo ayuda, lo que alertó a quienes circulaban por el lugar. Una de las comerciantes de la cuadra llamó a la policía para contar lo sucedido y éstos se hicieron presentes en el lugar.

Allí se montó un operativo con varios uniformados, y personal de Tránsito cortó la circulación vehicular por una de las principales calles de Casilda.

Las jóvenes asaltadas se encontraban con un ataque de nervios por lo que fue necesaria la llegada de la ambulancia, cuyo personal de salud les brindó asistencia. Afortunadamente no fueron heridas.

La policía tomó declaraciones a las víctimas y esperan las imágenes de las cámaras de seguridad del local, de comercios lindantes y también de la vía pública.

La situación puso en evidencia la inseguridad, en esta ocasión en pleno centro de Casilda. Increíble.

Virginia Glorio, integrante del staff de Radio Casilda y propietaria de un local lindante al robado, relató lo observado al momento de abrir su negocio: