En la sede del Sindicato de Trabajadores Municipales y Comunales, ubicado en el Parque Municipal "Domingo F. Sarmiento", este fin de semana las cosas se complicaron y mucho. Ladrones a pura violencia, ingresaron, rompieron puertas de armarios y ventanas y se llevaron una gran cantidad de elementos.

Walter Britos, gremialista y referente del sector, se comunicó con Radio Casilda y habló al respecto: "No es la primera vez que nos sucede esto, por eso instalamos alarmas y cámaras, la policía está trabajando e investigando el funcionamiento de las mismas durante el fin de semana".

En relación a las alarmas, detalló que "están en las oficinas" pero "el lugar donde entraron es un cuarto que usamos como depósito". Teniendo en cuenta los daños ocasionados, Britos sumó que los mal intencionados "se tomaron todo el tiempo del mundo".

De las ausencias, registraron un bombo y un redoblante, el dispenser más que necesario para el consumo de agua, una pava eléctrica y utensilios que ofrecen y hacen uso en el salón de fiestas con el que cuentan, entre otras cosas. Lo cierto es que el mayor costo de lo sucedido tiene que ver con el daño causado incluso, al romper una reja para poder concretar su "trabajo".