Esta madrugada nuevamente un ladrón atacó un local comercial de la ciudad y se llevó dinero en efectivo además de estallar el vidrio de una puerta para poder ingresar. El negocio elegido es el situado en Ovidio Lagos y Fray Luis Beltrán y del mismo se llevaron una suma aproximada a los 4000 pesos.

El joven ingresó y quedó registrado por las cámaras de seguridad del local aunque lo hizo con casco impidiendo ser reconocido. La alarma sonó cuando los piedrazos ingresaron pero el malhechor alcanzó a llegar hasta la caja registradora y tomar el dinero.

A su vez, quedó evidencia de como este sujeto al escapar fue perdiendo parte del dinero en efectivo que había robado. Una imagen aún más indignante. Hasta el mediodía de este viernes trabajó en el lugar personal del comando y PDI que realizó las tareas pertinentes.

Si bien vecinos aseguraron escuchar ruidos, el hecho de "estar acostumbrados a los sonidos de las motos" hizo que no le pareciera algo tan extraño. El resultado negativo llegó al darse cuenta que el reconocido almacén de golosinas había sido víctima de un hurto.