Era un juego muy importante entre dos elencos de muy buena actualidad. Se preveía que iba a definirse por detalles y así ocurrió, aunque el juez inclinó la balanza. El inglés Mark Clattenburg fue determinante para que Juventus se imponga al Sevilla y eso puso furioso a Jorge Sampaoli.

Los dirigidos por el Zurdo iban ganando 1-0 por el tanto del argentino Nicolás Pareja y dominaban el trámite hasta que, por dos faltas mínimas, el también compatriota Franco Vásquez vio dos amarillas y la posterior roja. Antes de dar por culminada la parte inicial, el árbitro británico cobró un penal para Juve que derivó el 1-1 parcial.

Ya en el complementó, llegó la gota que rebalsó el vaso. Una clara falta de Cuadrado a Mariano, cuando el Sevilla estaba lanzado en ataque, desbordó la paciencia de Sampaoli que reclamó airadamente y fue expulsado del campo por esa acción.

Sampaoli terminó en la platea.
Sampaoli terminó en la platea.

Con un jugador menos y el técnico sentado en la tribuna, la súper potencia que es Juventus aprovechó la desventaja de su rival y a falta de diez minutos, anotó dos goles para dar vuelta el resultado y liderar el grupo H de la Champions League.

Para poder acceder a los octavos de final del certamen más importante del mundo a nivel clubes, la escuadra de Sampaoli debe evitar una derrota en Francia ante Lyon, el próximo 7 de diciembre.