Jorge Sampaoli no descansa.  Ante la falta de competencia oficial debido a que estamos en medio de una fecha FIFA, el Sevilla tiene un compromiso trascendente para su mística. Es que este viernes se celebra la “Trofeo Antonio Puerta” que homenajea al futbolista que falleció en plena actividad.

Frente al conjunto Nervión estará Boca Juniors. Los de Guillermo Barros Schelotto viajaron con sus mejores hombres, aunque el Zurdo declaró que “vamos a aprovechar el partido para que sumen minutos aquellos jugadores que no han contado tanto, por la necesidad que tenemos de ellos, porque se vienen muchos partidos con la Copa del Rey y la Champions”.

El casildense valoró también la situación del equipo, que “va logrando crecer y lo más difícil es que se sostenga ese crecimiento, sostenernos en el tiempo va a generar que la idea se vea acrecentada”.

Desde las 16.45, el estadio Ramón Sánchez Pijuán recuerda a un emblema de Sevilla. El invitado de honor es un club que rodea por varios motivos a Sampaoli. En principio lo pone en una vereda opuesta por su simpatía desde chico con River Plate, aunque desde el aspecto profesional, ante la salida de Arruabarrena, el presidente Daniel Angelici lo buscó para que se siente en el banco de La Bombonera.