Los altos rendimientos sostenidos de Franco Armani no son ninguna noticia. De hecho, lo llevaron a que River Plate pague su ficha y lo contrate para afrontar los objetivos de este 2018. Ahora bien, que Jorge Sampaoli lo considere de cara a Rusia 2018 suena sorprendente.

Hasta el regreso del entrenador a la Argentina tras su gira europea no había noticias de una posible citación, pero en las últimas horas la posibilidad comenzó a tomar forma. Después de observar la actualidad de algunos arqueros argentinos en el viejo continente, el Zurdo decidió tomarse un tiempo para ver al único que puede llegar a tener chances de los que se desempeñan en el fútbol local.

Es real que el seleccionador tenía cabal conocimiento de las actuaciones del Chili en Atlético Nacional, pero sus acciones subieron desde el bajón de Gerónimo Rulli en Real Sociedad y la inestabilidad de Agustín Marchesín cuando le tocó la chance ante Nigeria.

 

Tras la recorrida por Europa, Sampaoli visitará diferentes entrenamientos de clubes argentinos. Pasará por Boca, Racing y en River Plate se detendrá a estudiar los movimientos del chico que se crió en Nueva Roma, atajando los pelotazos de su hermano mayor El Beto. Que no sea extraño que si rinde con el buzo de la banda roja, habrá otro casildense en el Mundial de Rusia.