La vereda del hospital local San Carlos comenzó a coparse de vecinos que desde las 9 de la mañana de este viernes decidieron llegarse hasta el lugar para apoyar y abrazar simbólicamente este histórico edificio. Lo cierto es que la falta de respuestas por parte del gobierno provincial respecto a la ausencia de pago de lo adeudado hizo que los empleados se autoconvoquen y tanto la gente como los directivos, apoyen la causa.

Al aire de Radio Casilda y apenas a 20 minutos del abrazo, el contador público que trabaja para el San Carlos, Diego Gismondi, confió: "Ayer a la tarde la ministra de salud ha enviado un representante  para una reunión con los directivos, y después de casi dos horas hemos llegado a un principio de acuerdo".

La buena noticia que fue compartida entre los presentes llegó luego de que "se presenten las posturas y reclamos" pertinentes. Según anunció el entrevistado "el Ministerio se comprometió a enviar los fondos necesarios para el hospital". Permitiendo que "los proveedores continúen enviando medicamentos e insumos".

Una lucha que surgió entre los propios trabajadores del efector público llegó a los medios y al gobierno de la provincia. La falta de aportes que se registra desde hace meses complica la compra de todo tipo de insumos, elementos y materiales que son de uso constante en la entidad aunque por el momento, parece haber solución.