El personal que se desempeña en el Área Municipal de Sanidad Animal está atravesando una situación complicada. Desde hace más de 70 días se quedó sin el vehículo que servía para atender urgencias en la vía pública. La Guardia Urbana parece haber tomado esa vacante, aunque se dejaron de labrar multas a los responsables de tener animales sueltos y no se los remite a los lugares correspondientes.

El panorama llegó a ser tan crítico que hubo reducción de horas de trabajo en un momento dado. Tampoco están arribando a tiempo los insumos necesarios para las atenciones y los responsables del área a veces tienen que utilizar sus vehículos particulares. La labor se está haciendo insostenible de esa forma.

Los grupos proteccionistas que tiene la ciudad están preocupados como los profesionales, dado que realizan un trabajo mancomunado. "Nos daba la sensación que estábamos mejorando como sociedad y que el municipio había respondido a una área que estuvo olvidada mucho tiempo. Pero ahora cambió el panorama y volvió la preocupación", manifestó Mariana, de Amor Animal, en diálogo con Radio Casilda.

Matías Almeida y Adrián Martínez, referentes del área.
Matías Almeida y Adrián Martínez, referentes del área.

La GUM tomó la vacante que dejó el transporte de Sanidad Animal y suele responder a los llamados que denuncian equinos sueltos. Sin embargo, los efectivos no sancionan a los infractores y cuando no aparecen los responsables, simplemente dejan atado a los animales en algún palenque.

Por lo pronto, ya se solicitó una reunión de urgencia con autoridades municipales para tratar de ponerle un fin a esta problemática. Se insiste con que tiene que existir algún vehículo en el parque automotor que sirva para colaborar con la causa.

El Área de Sanidad Animal está a cargo del médico veterinario, Adrián Martínez, quien cuenta con la colaboración de otros jóvenes que atienden reclamos de todo tipo relacionados al cuidado de todas las especies.