Desde la Municipalidad hay una idea fija. Sumar contenedores en las calles de la ciudad. El proyecto se trabaja desde hace un tiempo y cuando se consigan los recursos económicos, se pondrá en práctica. Depende de las respuesta que entregue la Provincia.

La idea es sumar 300 unidades para comenzar a colocarlos en el barrio Centro y en San Carlos. No sólo hacen falta los recipientes, también un camión con los brazos adecuados para la carga y descarga de los mismos.

La inversión inicial que se había proyectado era de cinco millones de pesos, aunque la cifra podría variar dado el crecimiento de la inflación. Lo estimado para cubrir el resto de la ciudad son similares. Para abarcar a Granaderos a Caballo y Barracas, hacen falta otras 300 unidades, y en el caso de Nueva Roma, podrían colocarse de forma más espaciada ya que su población está más diseminada en el gran espacio que cubre el barrio.

Todo el proyecto está pensado desde la eliminación de basurales a cielo abierto y la incorporación del terreno que hace las veces de relleno sanitario. La segunda etapa consta de la separación en origen, con contenedores de colores diferentes para residuos orgánicos.

Si bien no será puesto en marcha en 2018, en Sapem piensan que la idea es viable. Al menos, a eso apuntó Carlos Testa en su diálogo con Radio Casilda.

 

 

En Chabás, la recolección de los residuos es un tema de mucha importancia. Lucas Lesgart, su presidente comunal, compartió en su redes sociales una serie de recomendaciones para que la población tenga en cuenta de cara a la futura deposición en las cavas.